La importancia de las joyas en la vida de una mujer

Las joyas existen desde tiempos muy remotos y han sido un complemento indispensable para completar el atuendo de una mujer. Algunas han dicho que sienten que les falta algo si no las llevan, el vestuario de una mujer se considera incompleto sin una perfecta pieza de joyería. Sin lugar a dudas embellecen y dan el toque de distinción en la mujer bien vestida.

Las joyas y la personalidad

A las mujeres les apasiona la joyería ya que representa un símbolo de feminidad e incluso de estatus social. La joyería siempre ha hecho que las mujeres se sientan bellas y seguras. La trascendencia de la joyería reside en su capacidad para resaltar la belleza natural de una mujer.

Las mujeres eligen una joya teniendo en cuenta que es un objeto duradero que llevarán en muchas ocasiones especiales, por eso cuando se deciden a comprar alguna, se detienen a observarlas estudiando cada detalle para estar seguras que se sentirán complacidas cuando las lleven puestas. Saben que cuando las miren, las joyas serán de las primeras cosas observadas después de los ojos o la sonrisa, por eso son muy meticulosas a la hora de adquirir una joya.

Las Joyas hablan de ti

El diseño de las joyas marca la personalidad de las mujeres, aquellas que prefieren sentirse cómodas, elegantes y discretas, trasladan mensajes en cada pieza. Las joyas y las mujeres le gusta llamar más la atención, para eso a veces son atrevidas y divertidas. Algunas mujeres quieren completar el conjunto que conforman la ropa, los zapatos, el bolso, el peinado y finalmente las joyas, combinándolos en formas y colores. Una joya atrevida lograr atraer la mirada de todos; muchas en cambio buscan lucir su escote con un colgante discreto pero a la vez sensual.

Las joyas forman parte de nuestra vida

Las joyas son un detalle ideal que forman parte de la vida de las mujeres casi desde que nacen porque a los pocos meses de venir al mundo las madres se ocupan de ponerles pequeños pendientes de oro que llevan durante la niñez, posteriormente se les cambian por otros según la edad hasta que ya son adolescentes y ellas mismas van cambiando sus pendientes e incorporando otras joyas a su cuerpo como colgantes de plata personalizados, anillos, collares, pulseras, etc.

Todos los regalos son importantes, pero las joyas son especiales porque casi siempre están vinculadas a un recuerdo romántico y otros momentos importantes en la vida de una mujer, como la pedida de mano, el día de la boda, un regalo de un hijo a una madre en su cumpleaños, o de una madre a su hija de una joya de familia que ha sido heredada de generación en generación.

En algunas familias las joyas heredadas de generaciones anteriores son usadas incluso como amuletos de la buena suerte y quien las lleva no las deja nunca porque piensa que sin ellas no se sentirá igual de bien. Otras joyas que tienen un valor sentimental importante son las que se regalan con el nombre o las iníciales grabadas de la persona obsequiada.

Cada país tiene sus propias costumbres y modas para el uso popular de las joyas, pero sin lugar a dudas son compañeras inseparables en la vida de una mujer ya sea para realzar su belleza, complementar su vestuario o recordarle aquella persona inolvidable que se las regaló.

Joyas personalizadas para toda la familia

Regalar una joya personalizada es un gesto muy significativo porque supone transmitir un mensaje especial en una pieza que pasará ya a formar parte del tesoro vital de esa persona.

Considera que más allá de la joya estás trasladando en algo con forma material una emoción, una cualidad o algo que sólo tú y esa persona conoces. Hay pocas cosas que unan más en la vida que una familia, y en cada una de ellas se encuentran particularidades que merecen ser compartidas como un guiño a la perfecta convivencia.

Una joya en común para toda la familia

Si elegís lucir la misma joya, has de tener en cuenta que pueden llevarla madres, padres e hijos. Importa el diseño y el símbolo que sirva como nexo de todas ellas: podrían ser las iníciales de los apellidos, un dibujo, una forma o un motivo que os represente.

Anillos: los anillos no tienen por qué ser una joya femenina y cada vez más hombres los llevan, más allá de las alianzas de boda. El secreto cuando se trata de crear un anillo familiar es que su diseño pueda servir para hombres, mujeres y niños, por lo que cuanto más sencillo mejor.

Insignias: Las insignias son una joya unisex que puede lucirse en oro o plata y cuyo principal objetivo es ése, transmitir un mensaje o lucir un sello, un escudo heráldico…

Joyas Yoga: Son joyas inspiradas en toda su simbología como el colgante Om o la Flor de loto

Distintas joyas, un mismo nexo

Gemelos o Aguja Onasys para el padre de la casa: son joyas masculinas, elegantes y muy exclusivas, pero si además le añades ese toque familiar estas piezas ganan muchísimo.

Collares, colgantes, broches o pendientes para la madre: para que ellas potencien toda su belleza no hay nada mejor que una joya pero en este caso hay que tener en cuenta que además de bonita esa joya va a contar la historia de tu familia. Ya sea una letra o un motivo especial, todo es posible en cualquiera de estas opciones.

Colgantes, anillos o pulseras para los hijos: sean grandes o pequeños, niños o niñas, son las mejores ideas que se nos ocurren para ellos. Por supuesto, a la hora de diseñar sus joyas tendremos en cuenta su edad y su personalidad.

Ya sabes que las joyas son de esos regalos que nunca mueren y, en ese sentido, tienen muchísimo que ver con los valores familiares. ¿Quién no ha heredado alguna vez una joya de su abuelo? Es imposible no apreciar ese tesoro. Con las joyas para toda la familia su riqueza aumenta.

Productos de la Lista de Deseos

No tienes productos en tu Lista de Deseos