Conoce todas las técnicas que puedes llevar acabo para saber si una joya es de calidad

¿Cuántas de nosotras hemos dudado si las joyas que tenemos en casa son verdaderamente de oro o no? En el post de hoy vengo a presentaros 4 tips que os serán de utilidad para comprobar si estas joyas son realmente de oro o no.

Una de las formas de saber si el oro es verdadero o no, es mediante la prueba de la mordedura. Si es oro real tiene que mostrar las marcas de la mordedura, cuando más profundas sean estas marcas nos indicarán que el oro es más puro. Aún así no sé si es muy recomendable realizar esta prueba, ya que no me imagino qué marca puede quedar.

Otro método es usar nuestros ojos, es decir, la inspección visual. Normalmente las joyas verdaderas llevan señas que identifican lo que es oro. Aún y así, si es una joya muy antigua puede que a causa de su desgaste no lo podamos apreciar.

Asimismo una técnica que les puede resultar eficaz es la prueba del imán. Para ello necesitamos un imán potente, por ejemplo como los que venden en ferreterías.  El oro posee propiedades magnéticas, por eso debe pegarse fuertemente al imán

En primer lugar es fundamental tener confianza en la persona que vende, que tenga un local de cara al público y que lleve mucho tiempo en el mercado, nos recomienda David Durán, experto en gemología de Subastas Durán.

A un diamante siempre le debe acompañar el certificado de un laboratorio gemológico independiente y objetivo. Cuidado en confiar en una certificación emitida por la  tienda, es probable que este comprando  un diamante de sangre.

Para hacer una valoración precisa necesitaremos una lupa de 10 aumentos, solo así podremos apreciar las inclusiones (imperfecciones) y determinar el grado de pureza de una piedra preciosa. Hay que tener en cuenta que el 99% de las piedras están tratadas y casi no existe un grado de pureza absoluto.

El diamante devuelve aproximadamente el 70% de la luz que recibe debido a las imperfecciones o carbonos que dificultan su salida, esto hace que tenga un brillo diferente. Es decir, no es transparente, no te dejes engañar.

En cuanto al peso, un quilate equivale a 200 miligramos.

El oro y la plata deben de llevar dos marcas, una del fabricante y otra del laboratorio de contraste. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Productos de la Lista de Deseos

No tienes productos en tu Lista de Deseos